domingo, 25 de abril de 2010

VIAJE A MARRUECOS II. POR LAS TENERÍAS DE FEZ


(Barrio de curtidores. Fez)

Sigo el rastro de una huella,
no sé de qué,
por la Medina de Fez,
y un turbio viento
apenas me deja ver.
En mi ceguera creo atender
mientras fijo mi mirada
en los vacíos ojos de un pez.
Escrutar para entrever,
en ese matojo de callejuelas
de las tenerías del alma,
como en un remolino de agua,
el ser.
Porque el mundo lodo es,
como ese estiércol
que reblandece la piel.

No hay comentarios: