domingo, 13 de marzo de 2016

CONTEMPLARÁS EL TIEMPO




Fui, como otras veces, a la búsqueda del pasado,
siguiendo la brizna que se alojó, incómoda o compañera,
en los huecos que el recuerdo ahorma,
viendo con los ojos de hoy la mirada de ayer.
En otras ocasiones indagué lugares
que la memoria fue imaginando fundadores
de esto que se alza en mí como yo mismo.
Vi, entonces, la dimensión recóndita del tiempo
su paso como lejanía de aquello que fuimos,
el desgaste, la ruina, la distancia que nos hace extraños.
Pero el otro día, buscando mi pasado, el hoy del ayer,
me sobrevino la verdad terrible,
la contemplación de lo inevitable, la certeza
de la caída en la nada del tiempo.
Todo pasará y vendrá una nueva luz
que arrasará no solo la noche sino lo que ella soñó,
limpiará el visaje de las horas muertas
hacia una luz futura sin nosotros.

2 comentarios:

Isabel dijo...

No sé con certeza qué contemplamos porque no sé qué es el tiempo, pero en ese instante en el que nos damos cuenta de la etereidad que somos, ahí nos quedamos si no desesperados, sí colgando...
Saludos cordiales.

Juan Antonio Millón dijo...

Una forma de decir la "epojé", como esa suspensión de todo juicio que nos acerca a la trascendencia. Gracias, Isabel.