sábado, 14 de enero de 2017

PAROLES LIVRÉES À LA SONORITÉ DE L'AIR



En 2009, una pequeña editorial valenciana, Brosquil -hoy desaparecida-, editó, gracias a la ayuda inestimable de mis amigos Manuel Bellver y Manel Alonso, un librillo de poemas salido de mis embates con la palabra y el mundo. No tuvo mucha suerte aquel ramillete que, según Jaime Siles -al que agradezco su generosidad por aportar un prólogo y a quien el libro debe el cambio final de título, ya que lo llamé en principio Cauce y caudal de ausencias, pero él me aconsejó que lo cambiara por el de Paisaje desde el sueño, con el que finalmente fue editado- tenía una factura de libro estructurado, con unidad.
Tuvo algunas reseñas -pocas, aunque generosas- y yo  no lo presente públicamente, debido a los problemas que me acarreó una presentación de otro libro mío, la biografía de Lluís Guarner, de la que salí sin ganas de hacer otra. La distribución fue realmente mala, como me comentaron varios compañeros que tuvieron hartas dificultades para hacerse con él en las librerías; pero, pese a todo, conté con buenos pareceres de gente de la que me interesaba su opinión, entre ellos  la de mis queridos poetas Clara Janés -no directamente, sino a través de Siles- y José Luis García Martín.
De ese camino sin pena ni gloria que mis pobres poemas han recorrido hasta ahora, viene a remozar su alegría de existir esta traducción que ahora traigo a "Sendas y divagaciones". La ha llevado a cabo sabiamente una poeta francesa de Mirepoix, Christine Belcikovski, que compone, desde hace ya unos años, un extraordinario blog de textos y fotografías, La dormeuse (http://belcikowski.org/publications/).
Le estoy muy agradecido por dar una vida en otra lengua, para mí tan bella y tan esencial, a este poema que recoge una línea vertebradora de mi poética.



Ce n’est pas le sillon du laboureur

qui façonne l'âme.

Ce n'est pas

la lente tranquillité de la ligne

qu’on imprime sur le papier moelleux

ou sur le sol dur de la terre.

Son image est dans l’air,

sa silhouette, fondue dans la sonorité

du calame, de la ligne

qui trace le carmen. ¹

C'est la vacuité du temps,

abîmé en sa lointaine racine,

qui façonne l'écriture

et confirme son désir

en un intime élan.


¹ Carmen : poème, et maison de plaisance à la
 campagne.


El poema en castellano, suena así:


No es la hendidura del labrador
lo que configura el alma. No es
el lento sosiego de la línea
estampada en el papel muelle
o en el suelo duro de la tierra.
Su imagen del aire es,
su silueta extendida en la sonoridad
del cálamo y su línea
trazando el carmen.
Es la oquedad del tiempo,
remoto en su raíz,
quien conforma la escritura
y confirma su deseo
en un íntimo denuedo.


No hay comentarios: