lunes, 7 de agosto de 2017

EL CÁRABO







De anochecida,
rasga el aire el cárabo,
¿qué nos dirá?

(de Haikús de la alcancía)


2 comentarios:

Isabel dijo...


Pues dice, observa y quiero pensar que escucha. Una vez estando reunidos en una cena en la parte de atrás de la casa que da al campo nos sorprendió verlo muy quieto en la azotea, ni porque lo enfocamos se asustó. Incluso, a una amiga que imita muy bien su sonido le contestaba. Fue un momento único.
Saludos y buen verano.

Juan Antonio Millón dijo...

El ululato del cárabo llena de asombro y si logras fijar tu mirada en sus ojos es un descubrimiento como pocos, Isabel. Encantado, como siempre, de tenerte por este blog y saber de ti. Un abrazo y feliz verano, amiga.