martes, 21 de agosto de 2018

PÁJAROS DE LA ATLÁNTIDA (II)



Las montañas, las nubes
acunan la mirada
de los ojos que rezan
la liturgia de los atardeceres.
Sol que arrasa mis ojos,
espiga de la tarde.

El vuelo del tiempo os trae en oleadas
surcando ignotos cielos
hasta estas marjales hospitalarias.

Se adensa el aire febril de la tarde
y sus alas golpean el recuerdo
avivando los sueños
en camino hacia una estación sin tiempo.




No hay comentarios: