domingo, 14 de octubre de 2018

PENSAR COMO UNA MONTAÑA, DE CHRISTINE BELCIKOWSKI

                                                              Parnaso, Delfos. Verano de 2018.



No has aprendido a pensar como una montaña
pero cuando no vas a la montaña
la montaña viene a ti.
Ella a solas se eleva,
avanza, se acrecienta
acrecienta, acrecienta,
y te lleva en su sombra,
más alto, más alto,
siempre más alto.
hasta ese cielo de pura gloria,
que es la razón de su alzada.
Así es como piensa la montaña.
Pero tú,
que no has aprendido a pensar como una montaña
no olvides que todo pensamiento viene de ti
bajo la forma de alzada.

domingo, 7 de octubre de 2018

CANCIÓN ANTIGUA


Acuarela de Tawaraya Sotatsu, El vuelo de las grullas.


Como una canción antigua,
inesperada y feliz,
el otoño volverá.

Cuando las horas declinen,
abrirá su melodía
en un instante feraz
mientras huyen los adioses.

Arderá nuestra mirada
en un sueño atrabiliario
de limos e islas lejanas.

Lluvia lenta de las horas
y largos atardeceres
de languidez y silencio.

Espectros amortiguados
que invitan a meditar
aquello que será y fue:
el regreso de la vida
cuando todo, todo acaba.

Volverán, como el otoño
siempre vuelve a recordar,
de amor ardido las brasas
en un verano sin fin.

Como un tropel pájaros
en primavera de invierno.



sábado, 25 de agosto de 2018

PIEDRA Y ALMA


Meteora 
(Grecia)


Cuántas veces la mano sobre ti
puso el hombre humildemente, oh roca.

El hombre en tu seno grabó sus almas,
tanteando la tuya en la oscuridad,
buscando lo que en ellas no había:
tiempo detenido, eternidad.

Libró batallas de su imaginación
en el campo callado de tu vientre,
mundo mineral, el aliento humano.

En ti sagrados templos se excavaron,
en ti reposan polvos y cenizas
de tu fértil secreto enamoradas.

Habla tu materia de otras edades,
eras que reposan en tu silencio,
rotundidad de tu presencia viva.

Tu alma inerte es memoria de la tierra;
tus vetas son las páginas del libro
que levanta el tiempo hacia el universo.

Las aguas, los vientos, los hombres mueven
tu alma que se dispersa al infinito.








martes, 21 de agosto de 2018

PÁJAROS DE LA ATLÁNTIDA (II)



Las montañas, las nubes
acunan la mirada
de los ojos que rezan
la liturgia de los atardeceres.
Sol que arrasa mis ojos,
espiga de la tarde.

El vuelo del tiempo os trae en oleadas
surcando ignotos cielos
hasta estas marjales hospitalarias.

Se adensa el aire febril de la tarde
y sus alas golpean el recuerdo
avivando los sueños
en camino hacia una estación sin tiempo.




lunes, 20 de agosto de 2018

PÁJAROS DE LA ATLÁNTIDA (I)





Atraviesas mi mente
en esta tarde, oh dulce pájaro,
en el fulgor de luz
que levemente va declinándose.
Y abonas las semillas
de una Atlántida que crece en mí.




miércoles, 8 de agosto de 2018

HORIZONTES (II)

                                              (Foto de Francisca Sánchez, Mar Jónico)


El horizonte
finge un dolor de luz
y el día muere.

(De Haikús de la alcancía)



domingo, 5 de agosto de 2018

HORIZONTES (I)


                                   
                                         (Verano del 2018. Mar Jónico, cerca de Zakynthos)



Adónde vas
horizonte de montes
cuando me alejo.

(De Haikús de la alcancía)




ESTELAS (I)




Estela, muestra
la vida que seré
tras de mi barca.

(De Haikús de la alcancía)


sábado, 21 de julio de 2018

VERANOS (VI)





Las chimeneas
del horizonte azul
humean nubes

(De Haikús de la alcancía)



VERANOS (V)

                                         
                                             (Fotografía de Lluís Mesa, Ermita de Barraix)

                                           

                                    Homenaje a Eugeni d´Ors.


En las ermitas
el tiempo se detiene
se me acompasa.

(De Haikús de la alcancía)




lunes, 16 de julio de 2018